Que nunca muera la música jazz

Las mejores películas de jazz

El jazz también se ha colado en el cine con varias películas y documentales. Estas son algunas de las mejores películas de jazz que no te puedes perder.

Cuanto más, mejor (1990)

Las mejores películas de jazz

Spike Lee continuo el triunfo de Haz lo que debas con Cuanto más, mejor, un drama musical de época que tiene como protagonista el jazz.

Lee, ayudado por un excelente reparto, Denzel Washington como un talentoso trompetista y Wesley Snipes como su saxofonista, utiliza la música y los conflictos de una época pasada para poner de manifiesto verdades inmutables sobre el arte, el comercio y la búsqueda de un sueño.

La película mezcla momentos muy divertidos, así como información muy interesante del mundo del jazz.

Keep On Keepin' On (2014)

El trompetista Clark Terry fue un interprete tan influyente y prolífico, que hubiese sido fácil hacer un biopic con solamente su música, y es el éxito del director Alan Hicks que su película, Keep On Keepin' On de 2014, ofrezca una visión mucho más personal de lo que hizo Terry.

En lugar de centrarse en su legado, Hicks se centra en la hermosa amistad entre Terry y Justin Kauflin, un joven pianista que tomo bajo su brazo y le enseñó durante horas.

No es necesario ser un aficionado al jazz para disfrutar de esta película. Todo lo que se requiere es una sonrisa.

Jazz on a Summer's Day (1960)

El Festival de Jazz de Newport es uno de los eventos más antiguos de América, y ha acogido a muchos músicos talentosos. Jazz on a Summer´s Day fue filmado durante el festival en 1958, con unos pocos de los distinguidos interpretes que han pasado a través de los terrenos de Newport: Thelonious Monk, Louis Armstrong y Dinah Washington. La fuerza del Jazz, elegantemente inmortalizada en un día glorioso.

A Great Day in Harlem (1995)

Sin duda, este documental es la manifestación más emblemática del papel central de la ciudad en la escena próspera del jazz de la época. 57 grandes del jazz ofrecen una visión elegante del jazz en su conjunto. Es una película divertida y conmovedora, cuyos ritmos que hacen vibrar, y su tono informal, capturan la esencia del jazz.

The Connection (1961)

La aclamada directora Shirley Clarke hizo su debut con esta adaptación de 1961 de la obra de Jack Gelber, que se basa en un grupo de músicos de jazz adictos a las drogas que esperan en el apartamento de uno de ellos a que aparezca su droga.

Ellos están siendo grabados sin que lo sepan, pero a medida que se empiezan a poner nerviosos porque la droga no llega, empiezan a descubrir el secreto.