Que nunca muera la música jazz

¿Auriculares abiertos o cerrados?

A la hora de decidir qué auriculares comprar, hay que decidir entre una amplia variedad de formas, estilos y niveles de confort (dependiendo del peso, los materiales y el diseño). Pero hay un aspecto que, posiblemente, importa más que cualquier otra cosa: si son abiertos o cerrados.

¿Intentas decidir entre auriculares abiertos o cerrados? Antes de tomar una decisión, es buena idea conocer las diferencias entre los dos, para saber cuál es el que mejor te conviene.

¿Auriculares abiertos o cerrados?

Básicamente, hay que tener en cuenta dos factores: dónde vas a escuchar la música, y cómo te gusta experimentarla. El lugar es importante, pues no es lo mismo utilizarlos en casa, que por la calle.

Luego está la cuestión de cómo prefieres escuchar la música de tu equipo en casa. Tal vez quieras estar tranquilo para poder disfrutar de cada nota, de cada sonido, sumergiéndote por completo en la canción.
O tal vez solo quieras tener algo que escuchar mientras estás trabajando o escuchar tu música preferida sin molestar a los demás.

Tener presentes tus prioridades te ayudará a decidir si te convienen más los auriculares con exterior abierto o cerrado. Con esta idea en mente, echemos un vistazo más de cerca a las diferencias entre cada tipo.

Diferencias entre los auriculares abiertos y cerrados

Los auriculares cerrados están diseñados para aislar el ruido ambiental externo a diferentes niveles, dependiendo del modelo. Los auriculares circumaurales (los que rodean completamente la oreja) cerrados, generalmente proporcionan algo más de aislamiento que los modelos cerrados de menor tamaño, como los supraaurales o los intraurales.

Los auriculares cerrados también reducen al mínimo la música que sale al exterior, algo que ocurre con más frecuencia en los audífonos abiertos, que no bloquean el ruido ambiental y permiten la salida de audio de los auriculares.

Calidad de sonido

Los auriculares cerrados generalmente proporcionan un sonido de graves más pesado. En cambio, los modelos abiertos pueden aumentar la claridad del sonido, según el tipo de música que estés escuchando.

Tu música sonará más grande. Sentirás que mana de todo tu alrededor, con un sonido profundo. Esta es una de las principales razones por las que elegir un modelo abierto.

Si eres un amante de la música que valora la experiencia de un sistema estéreo de calidad, los auriculares abiertos son para ti.

Hoy en día, la tecnología permite que los mejores auriculares cerrados compitan en calidad de sonido con los mejores auriculares abiertos.

Diseño y comodidad

Tanto los auriculares abiertos como los cerrados pueden ser de tamaño grande (circumaurales o alrededor de la oreja), supraaurales (sobre la oreja) o intraurales (de botón).

En general, los auriculares abiertos son más cómodos, ya que ejercen menos presión en el área de la oreja. Si planeas utilizarlos durante mucho tiempo, resultan mejores los auriculares abiertos, pues no se acumulará calor o humedad dentro. Tus orejas estarán más ventiladas, así que estarás más cómodo durante sesiones prolongadas.

Utilización

La mayoría de los profesionales que trabajan con música (DJs, mezcladores, grabadores, productores de estudio) utilizan auriculares cerrados porque necesitan un mayor aislamiento para oír cada nota.

En lugares ruidosos, un diseño cerrado asegura que los sonidos de alrededor no te distraigan o interrumpan tu experiencia. Pueden ser útiles si frecuentas aeropuertos o estaciones de autobuses o trenes abarrotados.

Los cascos abiertos son más adecuados si necesitas saber lo que pasa en tu entorno. Estos audífonos permiten que se filtre el sonido exterior, y es posible que las personas que te rodean puedan oír la música que estás escuchando.

Probablemente no son la mejor opción para la biblioteca, aunque todo va a depender del volumen que utilices. Si utilizas un volumen bajo, podrás utilizarlos en la oficina o en la biblioteca sin problemas.

Ahora que ya entiendes cuales son las diferencias entre unos auriculares abiertos y unos cerrados, debes valorar tus prioridades. ¿Dónde vas a utilizar los auriculares con mayor frecuencia? ¿en un lugar tranquilo, o con mucho ruido?

También está la cuestión de la escena sonora. ¿Qué importancia tiene para ti la experiencia del sonido? ¿es más importante poder aislarte de todo ruido, o prefieres una mejor calidad de sonido?

Diferentes oyentes tienen preferencias diferentes. Incluso es posible que quieras tener dos pares de auriculares (unos abiertos y otros cerrados) para diferentes situaciones. Independientemente de cuales sean tus prioridades, hay tantos modelos, que seguro que encuentras, al menos, un par de auriculares perfecto para ti.